Páginas vistas en total

jueves, 16 de mayo de 2013

Mi flor sencilla.-






Paseando estaba un día
en alegre soledad
por los campos de mi tierra
en tarde primaveral.

Mis pensamientos vagaban
yendo de aquí para allá
y mi vista se alejaba
perdida en la inmensidad.

Caminaba lentamente
sin saber en qué pensar
cuando, de pronto un detalle
me hizo hacia el suelo mirar

Solo era una florecilla
nacida en un pedregal...
Yo la mire dulcemente
sin quererla avergonzar,
y fue el motivo en que puse
mi cerebro a pensar.

Era bella, estaba sola,
por su bien o por su mal,
no tenía compañia,
pues nació en la soledad.

Pensé de pronto apresarla
para ponerla en mi altar,
pero mi mano insensata
se paro y volvió hacia tras.

No ves que si te la llevas,
pronto se morirá?
déjala ahí en su ambiente,
contémplala y mímala,
habla si quieres con ella,
pues ella te entenderá.

Así comprendí, de pronto,
que la debía de respetar.
tomé un pedrusco muy liso
para poderme sentar
y junto a mi florecilla
me puse a considerar.

El pedrusco era mi trono
y la flor mi altar...
tranquila y muy dulcemente
con ella me puse a hablar
contándole mi pasado
y hasta mi vida actual
y mi ilusión de futuro
y mi fe en la eternidad.

De vez en cuando paraba
y me extasiaba al mirar
a la humilde florecilla
de colores sin igual,
que humildemente crecía
muy sola en un pedregal...

Llena de amor y cariño,
mi mente quiso volar,
¡que grande eres Dios mío!
¡si te supiera escuchar...

Tú pones los ejemplos
más fáciles de captar,
la sencillez de esta flor
nos da ejemplo de humildad!

Aunque la flor no me hablaba,
pensé que me quería hablar,
y en su silencio expresivo
me invitaba a recordar;
"busca las cosas sencillas,
mímalas y cuídalas,
por que en las cosas más simples
esta la felicidad".

La tarde ya terminaba,,
y me puse a suspirar..
adiós mi bella florecilla,
mil gracias a tu bondad!
de rodillas, a su lado,
no lo pude remediar
y en sus pétalos preciosos
un beso quise estampar.

Una brisa grata y suave
a la flor hizo inclinar
fue el dulce adiós y saludo
que la flor me quiso dar...


Autoría: Olga González Ferrairo.

1 comentario:

Gracias por vuestro comentario...